Para los que no vieron la zaga de “los juegos del hambre” aquí les dejo una breve reseña:

La nación de Panem salió de las ruinas de lo que una vez fue conocido como Norteamérica. Hace 74 años, los 12 distritos afectados por la pobreza en Panem se rebelaron en contra de la riqueza que controla el Capitolio. Después de su aplastante victoria, el Capitolio ideó «Los Juegos del Hambre». Cada año, cada distrito debe llevar a cabo una rifa (conocida como la cosecha) para elegir a un hombre y a una mujer (con edades desde los 12 hasta los 18 años) para participar en «Los Juegos del Hambre», una competición en la que cada uno de los 24 participantes (conocidos como tributos) pelearán a muerte en una arena televisada hasta que solo uno quede vivo. Sin embargo esto es simplemente un recordatorio anual a los doce distritos de su autoridad y como castigo por la rebelión hecha hace 74 años.

Ahora bien, todos los que alguna vez trabajamos en empresas y corporaciones hemos participado en primera persona, voluntaria o involuntariamente en estos juegos del hambre, también llamados “revisión de presupuesto”.

Cuando los Juegos del Hambre se llevan a cabo cada año para disputarse entre 3 y 5% los gastos de Marketing y Capacitaciones es difícil montar una revolución, ya que todos estamos muy bien entrenados para entregar los gastos inflados para la primera revisión. Y así como ocurre en la famosa trilogía, repetimos esta curiosa competencia de todos contra todos para cerrar un presupuesto anual. Año tras año se ponen a prueba los más insólitos métodos. Por ejemplo, exagerar los gastos de café y viáticos o el más astuto de adelantar pagos de proveedores con el presupuesto que sobro antes de cerrar el año.

Todo esto por no tener el coraje, la audacia o simplemente la decisión de ir a desafiar verdaderos gastos que no agregan el valor por su precio. Y así transcurren los años en que perfeccionamos nuestras habilidades al mismo ritmo que las mejoran nuestros rivales en estos juegos del hambre, haciendo que nos neutralicemos mutuamente y estemos cada año parados más o menos en el mismo lugar.

Pero un día llega la crisis, hoy le podemos llamar Covid 19, y es ahí donde nos vemos obligados a hacer algo distinto. Es en este momento en que seguir jugando los juegos del hambre como en cada revisión de gastos no es suficiente.

¿Tiene sentido hacer un ajuste del 30% o 40% el presupuesto del Marketing, el servicio de agencia y la inversión en valor para el consumidor para a la vez mantener una herramienta que es cara, lenta y rígida diseñada como CRM e impuesta por nuestro “Capitolio”?

Acorralados como estamos, ¿nos vamos a atrever a desafiar lo que realmente tenemos que desafiar?
¿No es momento de preguntarse si vale la pena pagar semejante one-off, mantenimiento y partner oficial (además de los innumerables costos ocultos) por la plataforma de CRM que nos ha impuesto nuestro “Capitolio”, más comúnmente llamado “Oficina Global” o “Headquarters”?

Nuestro «Capitol» que nunca deberá lidiar con sus defectos y limitaciones, pero que cree que le garantiza minimizar sus riesgos personales para llegar al bono. Si es momento de minimizar los riesgos, pero no los personales, sino de la compañía. Y minimizar riesgos no es invertir millones por una solución que sabemos que es tan rígida que no resuelve el problema de ningún mercado. La dimensión de la crisis la que nos empuja a ser creativos, innovadores y por que no decirlo valientes para hacer nuestra rebelión.

Te proponemos mantener e incluso aumentar tu presupuesto de marketing, y a la vez mejorar tu plan de Engagement con todos los eslabones de tu cadena de valor. Para lograrlo solo tenés que reemplazar (*INSERTE AQUÍ EL NOMBRE DE SU RIGIDA Y COSTOSA PLATAFORMA CRM IMPUESTA POR SU CAPITOLIO *) por Thalamus, una plataforma innovadora, flexible, creada por expertos en marketing relacional, con casos de éxito en más de 25 mercados en 4 continentes por compañías de primer nivel mundial. Rápida de implementar, sin costo de setup ni barrera de salida.

En Thalamus no les pedimos a los clientes una inversión inicial ni un tiempo mínimo de contrato. Solo les pedimos coraje para liderar la rebelión.

(*) Podes completar el campo aleatoriamente combinando las siguientes palabras:

#FORCE #CLOUD #DYNAMICS #AUTOMATION #OMNICHANNEL #SALES #MARKETING

 

Open chat